FireGlobe

Análisis de escenarios de riesgo de incendio a escala nacional y global

Contexto

El fuego es un proceso natural que conduce la transformación del paisaje en muchos ecosistemas terrestres, los cuales están adaptados de un modo u otro a quemas recurrentes. El fuego tiene efectos positivos o negativos sobre el suelo, la vegetación y la atmósfera.

Sin embargo, el fuego también se ha utilizado históricamente como una herramienta de limpieza para la transformación del uso de la tierra, eliminando árboles de zonas boscosas para ser utilizadas con fines agrícolas o de pastoreo. Actualmente, la conversión de bosques en áreas agrícolas o de pastoreo ocurre principalmente en los bosques tropicales. En las sociedades industrializadas, se ha observado la tendencia opuesta, desde que se produjera el abandono del campo el siglo pasado, como resultado de cambios en la política económica y la inmigración a las ciudades. Como resultado, en muchas áreas, se han alterado las actividades tradicionales relacionadas con las quemas controladas realizadas por el hombre y se han abandonado las prácticas establecidas desde antaño en las áreas rurales (pastoreo, consumo de energía a partir de la madera, etc.).

Estos cambios han resultado en una gran acumulación de combustibles, lo que incrementa la intensidad y severidad del fuego comparado con las condiciones naturales, alterando la estructura del paisaje que históricamente estaba modelada por incendios menos severos. Por otro lado, recientemente se han observado los efectos del calentamiento global sobre los regimenes de incendios naturales, especialmente en las regiones boreales, donde las épocas de incendios tienden a ser mucho más largas y severas.

Se requieren nuevas estrategias para una temprana prevención y extinción de los incendios con el fin de mejorar el manejo de los bosques. Los sistemas de evaluación de riesgo de incendios naturales proporcionan una estrategia integrada para el manejo de los recursos en juego y para la reducción de los impactos negativos de los incendios forestales.



En la imagen: Helicóptero de extinción. Mojácar 14/07/09. Por Marta Yebra.